Muere la bebé de la niña de 11 años violada y obligada a dar a luz en Argentina

La bebé de la niña de 11 años que fue obligada a dar a luz tras quedar embarazada, luego de ser violada por la pareja de su abuela, en Argentina, murió este viernes, según informaron desde el Hospital del Este ‘Eva Perón’, de la ciudad de tucumana de Banda del Río Salí, al norte de ese país.

A pesar de que tanto la menor como su madre habían solicitado la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) en la semana 16 de gestación, la víctima fue sometida a una cesárea el pasado martes por la noche, luego de que el Sistema Provincial de Salud (SIPROSA) ordenara a las autoridades del hospital que llevara adelante el procedimiento en la semana 23, en función de “salvar las dos vidas“.

“La Dirección Médica del Hospital Eva Perón hace saber que ha fallecido hoy, a las 15:30 [hora local], la paciente de sexo femenino nacida el pasado 26 de febrero de 2019, con 25 semanas de gestación y 660 gramos de peso. El hospital informa que, a pesar de los cuidados extremos brindados desde su nacimiento, esta tarde sufrió una complicación respiratoria grave que produjo su deceso”, señalaron las autoridades del centro médico. 

La bebé había nacido viva, aunque por su delicado cuadro de salud permaneció internada en la sala de Neonatología del mismo hospital tucumano.

La niña de 11 años, denominada ‘Lucía’ para preservar su verdadera identidad, había sido víctima de una violaciónpor parte de la pareja de su abuela y, tal como estipula la legislación argentina, podía acceder a un aborto.

Si bien ‘Lucía’ había pedido que se le practicara la interrupción legal del embarazo -de acuerdo al artículo 86 del Código Penal, vigente desde 1921- y contaba con el aval de su madre, este no se llevó a cabo.

Por esa razón, distintas organizaciones de Derechos Humanos y feministas denunciaron lo sucedido como un caso de violencia institucional, que hasta podría ser tipificado como tortura. De hecho, las abogadas Elizabeth Gómez Alcorta y Gabriela Carpineti presentaron una denuncia por el delito de abuso de autoridad contra el gobernador del distrito, Juan Manzur, y otros funcionarios, a quienes se acusó de demorar deliberadamente la intervención, lo que vulneró los derechos de la niña.

El reclamo llegó incluso a instancias internacionales. El Comité de América Latina y El Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem) denunció lo sucedido ante el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Según el expediente judicial, reseñado por el diario local Página/12, la menor declaró ante una psicóloga: “Quiero que me saquen esto que me puso adentro el viejo”. Como consecuencia del trauma, la niña tuvo varios intentos de suicidio.

Finalmente, por lo avanzado del embarazo, se le debió practicar una cesárea que ha sido denunciada como un parto forzado.

Este caso y otro similar ocurrido con una niña de 12 años en Jujuy, tomaron gran repercusión en Argentina, donde el año pasado el Senado rechazó el proyecto de ley para despenalizar el aborto, a pesar de las masivas manifestaciones para reclamar por el “aborto legal, seguro y gratuito”.  

Leave a Comment