“Los clásicos nunca mueren”: Sergio Ramos llega al entrenamiento como si fuera en 1950

Este jueves Sergio Ramos acudió a un entrenamiento en la Ciudad del Real Madrid en Valdebebas en un Seat 600 rojo 'tuneado'. El auto tiene una pegatina con el distintivo SR4 y es un regalo del hermano del futbolista, René Ramos.

El defensor del Real Madrid cumplirá 31 años el próximo 30 de marzo. Al nuevo vehículo se lo regalaron por anticipado, y Ramos no tardó en estrenarlo y compartir las primeras imágenes del auto en su cuenta de Instagram.

"Los clásicos nunca mueren", escribió el madridista.

Las publicaciones de Ramos han causado furor entre sus seguidores. El video que muestra cómo llega al complejo deportivo ha sido reproducido más de un millón de veces en menos de un día.

Leave a Comment