Ellas son las ‘goteras’, las mujeres que drogan a sus víctimas con gotas oftálmicas en México

La muerte de Pablo González Kúsulas en Ciudad de México, aparentemente por envenenamiento, luego de que fuese detectada en su cuerpo una combinación de alcohol y ciclopentolato, sustancia contenida en gotas oftálmicas, ha puesto de relieve nuevamente a un grupo de mujeres conocidas como ‘goteras‘, quienes drogan a sus posibles víctimas con la intención de robarlas.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) de Ciudad de México dio a conocer el martes que aún investiga las causas que provocaron la muerte de González Kúsulas, de 28 años de edad, recién egresado de un posgrado en la Universidad de Berkeley, California; su cuerpo fue hallado el pasado 22 de junio en calles de la alcaldía Benito Juárez.

«Los estudios químico toxicológicos de la necropsia determinaron que en la sangre de la víctima había restos de diversas sustancias entre las que destacan una combinación de alcohol y ciclopentolato contenida en gotas oftálmicas», informó la dependencia a través de un comunicado.

Medios locales señalan que este caso estaría vinculado a un grupo de mujeres que delinquen bajo el mismo ‘modus operandi’. Desde el año 2000, hay registros del uso de gotas para los ojos como medio de robo, pero fue en 2007 que se conoció al grupo denominado ‘la banda de las goteras’ o ‘goteras VIP’.


Junto al caso del estudiante de Berkley, quien planeaba regresar a EE.UU. a ejercer la abogacía, el canal ADN 40 informa que, bajo el mismo procedimiento, se tienen registro de seis asaltos a pequeños restaurantes, conocidos en México como cocinas económicas, en los municipios de Los Reyes La Paz y Chalco, en el Estado de México, y en las alcaldía de Tláhuac e Iztapalapa en Ciudad de México.

Otras víctimas

En 2007, uno de los sobrinos del exgobernador de Chiapas (sur de México), Roberto Albores Guillén, murió en la delegación (alcaldía) Coyoacán, al sur de Ciudad de México, tras convivir con un grupo de mujeres que mezclaron las gotas con su bebida; por los hechos fueron condenadas cinco mujeres a 23 años de prisión, reportaron entonces medios locales.

Dos años después, en 2009, dos hombres dedicados a la lucha libre mexicana, La Parkita y Espectrito Jr., fueron víctimas mortales del ciclopentolato que dos mujeres les dieron a ingerir en sus bebidas alcohólicas. Un año después, un juez condenó a 47 años de cárcel a las asesinas.

Desde entonces, se han notificado diversos casos. En 2018, la PGJ de Ciudad de México detuvo a dos ‘goteras’, minutos después de que anestesiaran y robaran a tres hombres en las inmediaciones de la delegación (alcaldía) Gustavo A. Madero, al norte de la capital mexicana.

Los trabajos de investigación de la Procuraduría revelaron que las mujeres enganchaban a sus víctimas en bares y discotecas del corredor Roma-Condesa y en la Zona Rosa, dos famosas zonas de recreación en Ciudad de México; una vez que elegían sus objetivos, les invitaban a unas copas, charlaban con ellos y después les pedían ir a un lugar más privado.


Leave a Comment