El Seguro Agrícola cubrió pólizas por $ 44 millones para los productores

Seguros Sucre generó 278.000 contrataciones entre 2013 y 2017.

Los principales cultivos asegurados son arroz y maíz.

La cultura en los agricultores es garantizar la producción y por ello contratan herramientas financieras.

En el país existen 400 puntos en donde los agricultores pueden adquirir una póliza de seguro para sus cultivos.

Se denomina Agro Seguro.

Uno de los beneficiarios, Ángel Torres Olvera, arrocero de Jujan, detalló que antes le tocó perder todo lo invertido.

“Es triste ver el trabajo y esfuerzo inundado. Uno siente impotencia nos quedamos quebrados y endeudados”.

Explicó que en el último invierno sus más de seis hectáreas de arroz sembradas se perdieron.

“El agua subió y cuando bajó ya todo estaba perdido”.

El agricultor accedió al seguro y cobró la póliza, lo que permitió comprar nuevas semillas, abono y sembrar.

Ahora está más tranquilo, porque podrá afrontar sus compromisos financieros.

Esta herramienta está disponible desde 2013.

Es liderada por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), que cubre al agricultor pequeño y mediano de eventualidades que causen pérdidas.

El Estado asume el 60% del costo de la póliza y el productor el 40%.

Así consta en el Acuerdo #100.

Se trata de una póliza que es parcialmente subsidiada para que los agricultores recuperen los costos directos de producción invertidos en los cultivos, que fueron afectados por fenómenos climáticos, plagas y enfermedades incontrolables.

Seguros Sucre emitió 278.000 pólizas en todo el país, desde 2013 hasta 2017.

Los que más se acogen al sistema son los productores de maíz duro y arroz.

Así lo explicó Juan Carlos Vásconez, subgerente de la Unidad Agrícola encargada del producto en la aseguradora.

Hasta ahora la empresa, que es la principal aseguradora con cobertura agrícola del país, registra un pago de $ 44 millones por concepto de cobertura.

Destacó que hay solicitudes por parte de quienes siembran cacao, café, papa, maíz suave y tomate de árbol.

La aseguradora trabaja con los productores medianos y pequeños a través del Ministerio de Agricultura, pero también lo hace con los que tienen relación crediticia con BanEcuador.

Explicó que existe una póliza que cubre eventos climáticos en cultivos largos y en los de ciclo corto también hay una cobertura para eventos biológicos.

Por ejemplo Vásconez recalca que hace poco se desarrolló una plaga incontrolable en el maíz duro, que afectó a Guayas, Los Ríos y buena parte de Manabí.

Destacó que en 2018 el clima presenta cambios irregulares.

El Ejecutivo resaltó que una particularidad en el país es que los eventos climáticos pasan de un extremo  a otro, con mucha facilidad.

“Nosotros cubrimos tanto la sequía como la inundación, en el país estas eventualidades se dan muy seguido”.

Uno los agricultores beneficiados con la póliza fue Gonzalo Benítez, quien vive en Los Cerritos, ubicado en la parroquia Ricaurte, en Los Ríos.

Él vive con su familia en el sector rural y su negocio es sembrar arroz.

Benítez resaltó que es satisfactorio sembrar y considera a la tierra como su segunda madre, porque es la que le ayuda a subsistir.

En marzo pasado perdió su cultivo que estaba próximo a cosechar.

“Estaba preñado ya el arroz y todo se perdió. Es triste ver que el trabajo se pierde, pero en buena hora tenemos seguro y podemos comenzar otra vez”.

El agricultor hizo un llamado a los productores del país  para que confíen y aseguren sus cosechas.

El funcionario de Seguros Sucre explicó que en 2013 había mucha resistencia, pero a medida que palparon el cumplimiento la aceptación creció.

Además que por lo general, las pólizas se adquieren junto a los créditos.

Vásconez resaltó que hay productores que usan la póliza para pagar las obligaciones que adquieren con una entidad financiera.

Es decir que el agricultor ahora es sujeto de crédito.

La efectividad de las pólizas se refleja cuando existen productores que adquieren el documento sin subsidio.

Vásconez detalló que el Seguro Agrícola cumple su cometido para evitar la migración del campo a la ciudad, porque el productor ya tiene cómo volver a sembrar.

El subsidio a los agricultores se lo otorga luego de una calificación.

El gerente de Agro seguro, César Bowen acudió a Loja, en donde están aseguradas aproximadamente 7.046 hectáreas, que están en evaluación debido a la afectación que causa la sequía.

El programa es un componente de la Gran Minga Nacional Agropecuaria. 

Leave a Comment