El acuerdo con México se suscribirá en 2020

Esta negociación facilitará el ingreso de Ecuador a la Alianza del Pacífico. Industrias metalmecánica y automotriz alertan de desventajas competitivas. Los acuerdos comerciales de Ecuador con Chile y México se firmarán a finales de este año 2019 e inicios del próximo respectivamente.

Estos son pasos previos a la integración del país a la Alianza del Pacífico (grupo integrado por Colombia, Perú, Chile y México) que se concretaría también en 2020, según Iván Ontaneda, ministro de Comercio Exterior e Inversiones.   El acuerdo con México es el que más preocupa a la industria nacional. En septiembre, Ecuador y México intercambiarán las listas de los productos sensibles de cada economía.

Las reuniones con este país continuarán en octubre y noviembre. Para Ecuador los sectores sensibles son el textil, línea blanca, metalmecánica, calzado y ensambladores de carros. Ontaneda informó que con estos se analizan formas de mejorar su productividad y competitividad. Sin embargo, representantes de esas industrias aún no ven mayores avances.

David Molina, director ejecutivo de la Cámara de la Industria Automotriz Ecuatoriana (Cinae), considera que las necesidades prioritarias para los ensambladores de vehículos no se han resuelto. Por ejemplo, siguen los aranceles a las materias primas importadas y el Estado no ha cumplido al 100% con la devolución del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD). “Nos preocupa que la negociación con México arranque a pasos agigantados y los temas de competitividad no estén resueltos”, indica.

Plantea que se establezca una canasta de productos para el sector con desgravación de aranceles a un plazo de más de 10 años o que se contemplen cupos de importación de unidades. Si no se fortalece el sector, explica Molina, se afectarían a los fabricantes de autopartes, neumáticos, radios, etc. A otro sector que le inquieta el acuerdo con México es al metalmecánico. Ramiro Garzón, presidente de la Federación Ecuatoriana de Industrias del Metal (Fedimetal), dice que es “una pena” que se busque un acuerdo sin igualar las ventajas competitivas de esa industria en temas laborales y tributarios.

Garzón argumenta que México produce y consume 28,5 millones t de acero, mientras que Ecuador, 1,65 millones t. “Ellos tienen una ventaja competitiva. Además, el Ecuador es un país 31% más caro para producir por la valoración (actual) del dólar”. Actualmente, la producción de acero en el país aporta con $ 2.500 millones al PIB nacional y 15% al PIB manufacturero. El 40% de los insumos que emplea la industria son producidos localmente, por lo que una desaceleración de esta actividad afectaría a toda la cadena productiva, alerta Garzón. México también tiene productos sensibles ante un acuerdo con Ecuador, pero esa lista todavía no es pública.

Pablo Zambrano, presidente ejecutivo de la Cámara de Industrias y Producción, considera que eso dará margen a ambas partes para negociar un acuerdo beneficioso. También es partidario de establecer las canastas de productos para definir líneas arancelarias específicas. Zambrano espera que el Gobierno adopte una agenda de competitividad para el país y que en la reforma tributaria próxima a entregarse se contemple una hoja de ruta para desmontar el ISD, entre otros incentivos. El ministro Ontaneda aclaró que los aspectos arancelarios se aplicarán paulatinamente. “Los acuerdos comerciales tienen una línea de tiempo para incorporar a los sectores sensibles”.

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/economia/4/acuerdo-comercial-mexico-ecuador

Leave a Comment