Audífonos de inserción reducen la audición

1.100 millones de jóvenes en el mundo están afectados por el uso de dispositivos inadecuados y el ruido prolongado. Hay artefactos de hasta $ 1. Juan Mario, de 18 años, conecta audífonos de inserción en el celular.

Él, mientras camina por las bulliciosas calles de Guayaquil, sube el volumen cuando encuentra la emisora que le gusta. La gente que está a su alrededor, que no tiene el dispositivo puesto, puede oír que seleccionó una canción del intérprete Maluma. En la pantalla del teléfono le aparece una alerta: “El volumen alto por un tiempo prolongado puede dañar su audición”. Sin embargo, él la ignora y sigue con la melodía. Las personas están con los aparatos por doquier: buses,  patios de las universidades, calles y más sitios ruidosos. Actualmente, según la Organización Mundial de la Salud, el 50% de la población de 12 a 35 años  (1.100 millones de personas), corren el riesgo de perder la audición por la exposición prolongada y excesiva a los sonidos fuertes, incluida la música que escuchan con auriculares.

Los dispositivos de inserción o de tapón son los más dañinos, de acuerdo con los médicos especialistas en oídos. Precisamente, aquellos  son económicos: en el mercado cuestan desde $ 1. Los pacientes que se realizan exámenes por la disminución de su capacidad de escucha -explica la audióloga Johanna Morales- desde la adolescencia empezaron a usar reproductores de audio. “Es el primer indicador después de descartar traumatismos, enfermedades catastróficas o exposición a químicos o medicamentos”. En la actualidad -añade-tres de cada 5.000 adolescentes presentan el problema de salud. La afección se debe a que oyen melodías a niveles que superan los 60 decibeles (dB) y los tiempos de exposición son extensos.

“Los excesos dañan el oído interno y hay un impacto neurosensorial, porque se degeneran las células ciliadas, encargadas de la audición y parte del nervio que procesa los sonidos”. Los jóvenes en el futuro -asegura- tendrán que usar prótesis. “Los chicos deben entender que cuando pierden la audición, esta no regresará jamás”. Otro efecto del descuido es la infección el órgano. Jorge Baquerizo, responsable del servicio de otorrinolaringología del Hospital Los Ceibos, explica que los jóvenes son propensos a otitis externa  (proceso inflamatorio provocado por manipulación). Los residuos de bacterias acumuladas en los dispositivos empujan los restos de cerumen al oído externo y producen taponamientos. “Hay otros tipos de audífonos que son rígidos (materiales duros) y provocan dolor en el cartílago”.

El experto recomienda a las autoridades de los colegios y las universidades que exijan un test auditivo a los chicos. De esta manera se podrá reconocer las lesiones.  Durante este mes, el Centro Audiológico (OBI) promueve la campaña “Salud auditiva para la familia: Escucha sin riesgo”, que consiste en medir con un sonómetro la intensidad con la que niños, adolescentes y adultos  escuchan música con sus auriculares. Daniel Salgado, experto en audiometrías, ha comprobado que los decibeles de los reproductores de sus pacientes llegan a los 100.

Esta noticia ha sido publicada originalmente por Diario EL TELÉGRAFO bajo la siguiente dirección: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/sociedad/6/audifonos-audicion-audiometria
Si va a hacer uso de la misma, por favor, cite nuestra fuente y coloque un enlace hacia la nota original. www.eltelegrafo.com.ec

URL: http://www.periodicolaultima.net/?p=36492

Deja un comentario

Galería de fotos

Designed by Gabfire themes